alargar-beneficios-vacacionesMoreno y descansado empiezas la vuelta al trabajo con mucha energía y de buen humor. Prorroga este estado de plenitud practicando los rituales del  bienestar de idstress.

Has disfrutado del sol, del sueño, de la relajación, de los buenos momentos con los tuyos (al menos eso espero) y ahora es el momento de abordar un nuevo curso que se anuncia tan animado como el anterior. Ya te conoces y sabes que en menos de un mes estarás de nuevo tan cansado como si nunca te hubieras ido de vacaciones… idstress te proporciona soluciones sencillas y relajantes que debes integrar en tu vida diaria para alargar los beneficios de las vacaciones y preservar tu dosis de energía.

Refuerza tu bienestar emocional

No es un secreto que cuanto más relajado y abierto a tus emociones estés, más sentirás un sentimiento de plenitud y de bienestar. Al igual que piensas en tu equilibrio físico poniéndote en forma en el gimnasio, integra el ritual de la meditación con idstress a diario, que es como si hicieras gimnasia mental. En lugar de trabajar tus bíceps, cultivas tu bienestar emocional, tu autoestima y tu creatividad. Al ejercitar tu espíritu con la relajación, te entrenas a cuidar de ti. Una buena resolución para la vuelta, ¿no crees?

La prioridad: preservar tu sueño

Al hablar de vuelta hablamos de un gran abanico de reuniones, la vuelta al deporte de la familia, las compras a última hora de material escolar para los niños, el etiquetado de las cosas de los más pequeños, en fin… ¡no tienes ni un minuto para ti! ¿Meditar, por qué no? ¿Pero cuándo encontrar el tiempo para ello? ¡Simplemente tómate tiempo por la noche! Para lograr un sueño reparador, aconsejo a mis pacientes hacer la meditación “Conciliando el sueño” antes de acostarse,  para liberarse de las tensiones y preocupaciones del día y para disfrutar de un buen sueño. Y si te duermes antes de que se acabe la meditación, ¡estupendo! El cerebro sigue memorizando las informaciones para regenerarse y la aplicación se programa de nuevo para el día siguiente.

Relájate en tan solo tres minutos

Conservar tu buen humor y tu energía intacta es posible, siempre y cuando, te escuches y te concedas un mínimo de tiempo durante el día para ti. A menudo, escucho en la consulta pacientes que no tienen tiempo para relajarse ni meditar: con las Relajaciones exprés de idstress, sólo serán necesarios tres minutos para aliviarse de las tensiones y centrarse de nuevo. Las meditaciones “Adoptando una buena postura”, “Reforzando mi concentración” o simplemente “Relajándome en tres minutos” se convertirán rápidamente en unos paréntesis indispensables en tu vida diaria una vez te acostumbres a proporcionarte este momento que es solo tuyo. No pienses que eres egoísta, al contrario, estarás más disponible para los demás después de cuidar de ti mismo. Una vez te hayas acostumbrado a estas 3 meditaciones, ¿por qué no prolongar la experiencia descubriendo los ejercicios de 5 minutos?

Te dejo reflexionar con la cita del filósofo francés Antonin de Sertillanges sobre la meditación: “No tener tiempo de meditar, es no tener tiempo de mirar el propio camino, es estar demasiado ocupado en andar” Te deseo una buena vuelta a tu rutina.